Sal de Añana: tradición y sabor